¡HOLA!

Bienvenidos a aware(nest), creamos este espacio para compartir nuestras ideas, opiniones, descubrimientos y preocupaciones alrededor de la moda, ya que al hacer parte de ella vivimos dia a dia dentro de una carrera que muchas veces nos resulta irremediablemente asfixiante. Encontramos aquí un punto de encuentro donde además de contar nuestras expreciencias tambien queremos escuchar las inquietudes de todos los que esten interesados en dar un paso adelante y cambiar la forma en la que entendemos la ropa.

Aware(nest) es un llamado para que desde la conciencia que tomemos del mundo de la moda seamos capaces de proteger nuestro nido, nuestro planeta. Creemos profundamente en el poder de crear comunidad y sabemos que entre todos podremos proponer nuevas rutas para que la moda sostenible sea una realidad.

 

 

DIARIO DE UPCYCLING

ESTE ES EL CAMINO QUE ESTOY SIGUIENDO PARA DESHACER TODO LO QUE SE CONVIRTIÓ EN STOCK MUERTO Y DARLE OTRA VIDA.


Este año con todo lo diferente que ha sido creo que a mi me ha dejado mas cosas buenas que malas, por fortuna puedo decir eso. Pude detenerme un momento y hacer todo lo que por el frenesí del día a día venia aplazando, como si la vida se pudiera aplazar. Me desatrasé en mi promesas conmigo misma, en las lecturas pendientes y en algún hobby que también solo figuraba como un propósito, aquí cabe decir que tal vez mi principal hobby siempre ha sido coser y como de eso va también mi trabajo a veces es como una imposición que me hago a mi misma, por lo que últimamente había dejado de disfrutarlo y ese desasosiego de no encontrar felicidad en mis lugares seguros me desalentaba constantemente. Sin aviso y sin excusa tuvimos que parar, llego un encierro que yo disfrute enormemente, aunque hasta ahora y no sin miedo lo reconozco, durante los meses de cuarentena vire hacia otras agujas, las de tejer, había perdido el ritmo del tejido, tuve que repetirlo muchas veces hasta acordarme de la puntada y para que mis manos se acordaran de la tensión, entonces supe que esa era la clave que e faltaba, tenia que ir hacia atrás para que mi cuerpo se acordara de coser, de porque coser.

Creo que pocos sabían que el 2020 iba a ser así, yo desde lish dije que era el momento de celebrar: una nueva década, un nuevo propósito, unos nuevos acuerdos que había hecho para la marca, también una despedida de lo que había sido hasta ahora, una liberación de esas cargas que yo misma me ponía. De ahí que decidiera sacar una ultima colección con aire de fiesta, de agradecimiento y cerrar ese capitulo. Parte del plan de despedida también era resolver el problema del stock, tenia que venderlo antes de junio para poder seguir con el resto del plan, por fortuna o por desgracia, los planes del universo (y de la humanidad9 fueron otros, me quede con mis cronogramas hechos y dos armarios llenos, uno de ropa para celebrar y otro de ropa que venia acumulando desde 2017 y que en mas de una ocasión quise vender a peso sin éxito. Empezaron a pasar los días, las semanas, llegaron los días de sol y los de las angustias, vinieron los consejos, los oráculos y las palabras: reinvención, renovación, adaptación al cambio, pero sobre todo llego el tiempo.

Siguieron pasando los días con otras medidas, dejamos junio atrás y mis dos armarios seguían llenos, los planes habían cambiado de manera irreversible, pero las intenciones habían evolucionado ya no tenia afán de deshacerme de todo. Ahora quería juntar, tener todo a la vista y a todos conmigo, desde el aislamiento he hecho mas amigos y tenido conversaciones mas interesantes que en mucho tiempo rodeada de gentes, salude a muchos y compartí ideas con otros pocos, así encontré a Gigi, que siempre ha sido un si, nos conocimos hace poco y con un par de frases supimos que alguna idea era posible y le dimos la bienvenida.

Igual sigo pensando en este año como una despedida, solo que con ese tiempo que tuve (tuvimos) me di cuenta que siempre las buenas despedidas están antecedidas por grandiosas conversaciones y ya que siempre he querido que #LISH sea sobre tener historias, me parecía lógico que esas charlas silenciosas con la ropa, ese lenguaje de los sentidos, se terminaran de fraguar, por eso quise tener una ultima conversación con todas esas prendas que ocupaban mis armarios. Unas conversaciones desde los lugares que en la costura me resultan incómodos, inútiles: el deshacer, la equivocación, el retroceder. como a las palabras las persigo entonces pensé que lo que necesitaba para despedirme era transformar, dar otra forma, y así empieza todo esto.

Se acaba el año y esas más de 50 prendas ahora tienen otro objetivo y como todo es mejor compartido junto con dos latinas empiezo una maratón para soltar cada costura que entre doña Stella y yo hicimos y así contar que otras maneras son posibles y así también despedir el año con otra historia para contar.

13 vistas

USEFUL INFORMATION

Copyright LISH Clothing © all rights reserved

  • facebook- LISH
  • instagram- LISH
  • spotify - LISH