¡HOLA!

Bienvenidos a aware(nest), creamos este espacio para compartir nuestras ideas, opiniones, descubrimientos y preocupaciones alrededor de la moda, ya que al hacer parte de ella vivimos dia a dia dentro de una carrera que muchas veces nos resulta irremediablemente asfixiante. Encontramos aquí un punto de encuentro donde además de contar nuestras expreciencias tambien queremos escuchar las inquietudes de todos los que esten interesados en dar un paso adelante y cambiar la forma en la que entendemos la ropa.

Aware(nest) es un llamado para que desde la conciencia que tomemos del mundo de la moda seamos capaces de proteger nuestro nido, nuestro planeta. Creemos profundamente en el poder de crear comunidad y sabemos que entre todos podremos proponer nuevas rutas para que la moda sostenible sea una realidad.

 

 

Buscar
  • Diana Gomez

MODERNISMO TROPICAL

Actualizado: abr 28

LA CASA BRILLHART COMO LA FORMA, LA FUNCIÓN Y EL CONTEXTO PARA TRADUCIRLO A LA MODA.



A partir de esta casa podemos sacar tantas ideas acerca de nuestra configuración actual de producción y de vivir que no quería dejarlo pasar, para mi el modernismo ha tenido una honda influencia. De manera paradójica las primeras veces que me aproximé a él lo hice con desdén y con una infinita ignorancia, solo años después empecé a entender sus postulaciones y sus configuraciones y tal vez porque las entendí cuando hacia moda es que siempre me resultan pertinentes y ejemplares.


De esta época modernista siento profunda devoción por Mies Van Der Rohe, fue a través de el que me sumergí en la modernidad, puntualmente a través de su Glass House. A que viene todo esto, pues precisamente ayer veía una casa extraordinaria -la Brillhart-con una clara referencia a la casa de cristal y que respondía a muchos de los planteamientos que MVdR expuso a lo largo de su carrera pero que muchos otros modernistas ignoraron al encajar sus principios en un contexto como lo es Florida, donde se encuentra la Brillhart. Mies hablaba de construir el presente con los materiales del presente. La materialidad a través del concreto y el vidrio le dio una estética característica a la modernidad, pero en su afán de ser transversal muchos olvidaron responder a las necesidades del entorno convirtiendo estas maravillosas cajas de cristal en construcciones inhabitables en medio del calor del sur de la Florida. Fue tal vez ahí cuando algunos empezaron a a pensar en un modernismo apto para las circunstancias climáticas, de construir con el entorno, sin perder su esencia, en lugar de solo pretender imponerse a el y perder su viabilidad, es decir surgió un modernismo tropical.


casa farnsworth MvDR

Y es desde este modernismo contextual -tropical- que parte la construcción la casa Brillhart, sus dos creadores, arquitectos ambos, fueron conscientes de su emplazamiento y también de sus gustos y quisieron a partir de ahí lograr una alternativa que se mezclara con el paisaje, pero respondiera a la fluidez de planta libre tan apreciada en el modernismo, para configurar así una vivienda, he ahí la palabra clave, ellos eran conscientes de que querían e iban a VIVIR ahí.


Cuenta su creador que además de ser conscientes de que iba a ser su vivienda eran ellos mismos los encargados de construirla, por lo que era imperativo que fuera un proceso sencillo, que sin embargo les llevo dos años, pero que los hizo pensar en como crear a partir de la estandarización material suscribiéndola a su favor, de aquí que hayan decidido que las vigas que dan la profundidad a la casa no superases el tamaño de 6m para poder transportarlas por tierra en el Estado o pensar en cómo los tornillos sobresaldrían de sus enclaves y configurar las juntas para que no se perdiera la limpieza modernista.


la revolución de los tennis

¿Pero que tiene que ver esto con la moda? Tal vez poco o tal vez mucho, pues mi ejercicio siempre ha tratado de sacar analogías de estas dos actividades. Por lo tanto para mi son evidentes como las construcciones estéticas, que en determinado momento configuran nuestra realidad, aunque tengan buenas intenciones si no son aplicadas de manera consciente, se quedan en eso, en configuraciones visuales prioritariamente, que si bien son ejercicios plenos a la vista de las teorías que los preceden (en el modernismo podría ser la ventana corrida o la planta libre) no conversan con su situación contextual haciendo que dichas propuestas estéticas tengas que ser o sufridas o descartadas.


Y es eso precisamente lo que pasa en la moda, estamos constantemente sujetos a una dictadura del gusto que según Edward Salazar podríamos llamar hegemónico, que desconoce lo popular, donde las propuestas estéticas son caprichosas y muchas veces no responden a un contexto o una idiosincrasia y por lo tanto o se sufren en su adopción donde los cuerpos no se corresponden con las tallas, las siluetas, los materiales o simplemente con las construcciones de identidad de ese determinado espacio-tiempo o que por otro lado se descartan porque como en las casas de cristal de la Florida son invivibles y quedan solo como anécdota de unas teorías que no supieron adaptarse a las necesidades del usuario en la cotidianidad. Y ojo a esto, porque el vivir, el habitar y el vestir son cotidianos, se validan es a través del día a día y de la satisfaccion de las necesidades que cada día traiga, por lo tanto lo que no se adapta a la rutina se cuenta como anecdota. (Que esto sea bueno o malo cada uno lo decide, pero las que se cuentan desde la moda muchas veces son incomodas)


Por otro lado, que este par de arquitectos hayan entendido que se deben a una materialidad y el poder usarla a su favor sin sacrificar sus preferencias estéticas habla de la necesidad de entender esta materialidad dentro del contexto del emplazamiento, asi como deberia ocurrir en la moda. Pero también de su ejecución, al ser ellos los que iban a construir se permitieron reflexionar sobre la necesidad de hacer de este un proceso no sacrificial. Nuevamente un paralelo interesante para la moda pues cuando somos capaces de ponernos en la situación del que produce y en las condiciones que produce, el mejorar y adaptar los procesos a esas situaciones resulta inestimable en lo que Harper* llamaria el tiempo de convertirse y por lo tanto en el camino hacia la sostenibilidad o por lo menos hacia la humanidad.


He aqui entonces lo que a mi parecer nos arroja esta extraordinaria casa como enseñanza para la moda: el entender el contexto-sujeto, adaptar los principios, responder a una estetica coherente con los dos anteriores, entender la materialidad y su transformacion desde lo humano y la habitabilidad de lo cotidiano. Todo lo anterior me lleva, por lo tanto, a plantear la necesidad creación de experiencias estéticas que tanto en moda como en arquitectura, respondan a unas construcciones transversales desde sus conceptos y sus ejecuciones, que sean plenamente traducidas por todos, pues solo desde esa experiencia compartida podemos validarla socialmente, pero que no desconozca los contextos en los que tienen que desenvolverse y de esta manera lograr una adaptación de los principios dentro de la habitabilidad y el goce tanto de las prendas como de las viviendas.


El modernismo tropical de la casa Brilhart una prueba de que esto es posible, veremos si el tiempo que se imprima en esta obra nos dé la razón o sea una anecdota mas pero para mi tiene los numeros de ser un faro.


Brillhart house casas extraordinarias en Netflix capitulo 8 (Miami)

Edward Salazar: estéticas en plural

Kristine Harper: aesthetics of sustainability

20 vistas

USEFUL INFORMATION

Copyright LISH Clothing © all rights reserved

  • facebook- LISH
  • instagram- LISH
  • spotify - LISH